HISTORIA!
HUSAR, es la Primera Opera Rock Histórica de Chile, obra de Ives Gullé, creada bajo la convicción de rescatar las hazañas del héroe patrio, Manuel Rodríguez Erdoiza, fundador de los Húsares de la Muerte.

Este trabajo rescata lo ocurrido desde el año 1814, época en la cual, el Reino de Chile había sido invadido por las fuerzas realistas del Virreinato del Perú. Luego de varias batallas, las fuerzas patriotas al mando de Bernardo O´Higgins y José Miguel Carrera son derrotadas en el Desastre de Rancagua, donde el ejército chileno es aniquilado, dejando abierto el camino a la capital, Santiago. En ese momento, el poder cae en manos de Mariano Osorio y Casimiro Marcó del Pont.

Al igual que muchas intervenciones artísticas de toda índole, HUSAR nace con el fin de satisfacer una necesidad algo olvidada a través de los años. Nuestra Obra, a quien la prensa mundial catalogó como “La Primera Opera Rock HISTORICA de Chile” reivindica nuestra historia aludiendo a un controversial capítulo de la lucha por la independencia, donde Manuel Rodríguez y Bernardo O’Higgins son los principales protagonistas.

HUSAR, en su deambular por la lucha de Manuel Rodriguez hacia la libertad, las contradicciones en la mente de un O’Higgins no antes visto y las influencias de personajes emblemáticos a veces olvidados como Del Pont, Monteagudo u Osorio, nos deja inmersos en capítulos de nuestra patria desde una visión contemporánea, fresca e imparcial, la cual recupera aquella necesidad de entender nuestras raíces, y reivindica la historia y cultura de nuestro país como algo para todos y de lo que todos somos parte, de una u otra manera.

¿Cómo marcar la diferencia en un mundo tan lleno de arte y libros de historia? “Cambiando la Perspectiva”. De esta manera intentamos contar la historia desde las sensaciones y personalidades de nuestros próceres, en vez de desde los hechos en sí. Este ejercicio nos logra introducir en el relato de manera imparcial, dejando la puerta abierta a sentirse identificado con nuestros héroes como seres humanos, con todas sus virtudes y defectos. Así, logramos acercar nuestro patrimonio y leyenda a las nuevas generaciones, quienes han hecho de la cultura uno de los últimos eslabones en la cadena de aprendizaje.